24.5.06

Ya. Sí. Claro.

Rosicky no viene. Se va al Arsenal. Cerezo ha dicho que no hay que preocuparse, porque vendrá otro igual o mejor que él.

Ya.

Claro.

Seguro.

Hace dos años nos tomaron el pelo con Etoo. El año pasado con Riquelme. Este año tocaba Rosicky.

Y nos enteramos en el mismo día que se filtra lo de la Peineta. Que va a ser un estadio cojonudo, de lo mejorcito de Europa. Ya. No me creía lo de Rosicky, me voy a creer lo del estadio.

Otro añito, otro timo.

En menudas manos estamos. Como si nos hubiera cogido Afinsa.

23.5.06

Aguirre

Ahora que la gente se ha acostumbrado a ver a Osasuna en la cabeza de la clasificación uno se puede olvidar que en realidad el equipo de Pamplona ha sido siempre uno de los que estaba con el agua al cuello año sí y año también.

El mérito que tiene lo que ha conseguido en estos años es enorme. Nadie debería dudar de eso y probablemente se le debería dar un poco más de bombo.

Ahora bien

Todos recordamos a otros hombres, nombres, que hicieron cosas similares y poco después hicieron chof.

Por ejemplo.

Arsenio Iglesias y Benito Floro en el Madrid. Manzano y Ferrando en el Atleti.

Que un entrenador destaque en un equipo pequeño es sin duda un síntoma de su capacidad. Que lo haga en el Atleti es otra película. La presión está ahí, el historial también y algo tendrá ese banquillo para que después de tantos con tanto nombre se cuenten los años en blanco por medias docenas.

De lo poco que hasta el momento se ha sabido, o se ha dejado ver, me ha gustado el detalle de que haya pedido que no se venda a Petrov. Si bien la mayoría de la afición lo soltaría, lo que distingue a un buen entrenador es el olfato y sobre todo el riesgo. Aguirre sabe que ya tiene en el debe una cosa y aún no lo han presentado, pero un hombre que sea capaz de asumir riesgos es siempre bienvenido.

Todo eso no es obstáculo para que piense que, una vez más, se ha cometido otra injusticia con un hombre de la casa, como Murcia que se había ganado de sobra la renovación. Pero nuestros dirigentes son así.

21.5.06

Toni

Se ha ido. Dio su palabra y la cumplió.

En España en estos tiempos es bastante poco frecuente ver a alguien prometer algo y cumplirlo. Lo habitual es esconderse cuando llega la hora de rendir cuentas, poner excusas o, mucho más habitual, echarle la culpa a alguien más y anular la promesa.

Toni no. Toni ha cumplido. Olé Toni.
site hit counter