14.2.06

Este nos gusta

No creo que nadie, por muy atlético que sea, pueda recordar la lista de entrenadores que ha tenido el Atleti desde que llegó Jesús Gil. A todos se nos queda, porque es imposible acordarse de todos, alguno en el tintero.

Muchos de ellos llegaron con la vitola de super estrellas. Tuvimos a Menotti, a Sachi, al bufón de Rainieri y al hombre arrogante que vino de Argentina a enseñarnos lo que era el fútbol. Luego tuvimos a los desconocidos, algunos que ni tan siquiera eran entrenadores en activo, como aquel que trajo Gil que había dejado de entrenar y había puesto un restaurante. Luego tuvimos a los ex jugadores, como Luis o Heredia y a ex seleccionadores como Maturana o Clemente. Ha habido de todo. El que mejor resultado nos dió fue Antic y los Gil lo cesaron todas las veces que fue humanamente posible, haciéndole la vida imposible a él, a nosotros y mandándonos a segunda.

Ahora hay planes para el año que viene. Aguirre, el de Osasuna lleva esperando para entrenar al Atleti un par de años. Interesante dilema, porque por casualidad, el hombre de transición que en teoría iba a aguantar al Atleti en Primera ha ganado cuatro partidos seguidos y ha conseguido que el Atleti meta en cuatro partidos más de la mitad de los goles que consiguió en toda la primera vuelta con Bianchi.

No solo eso. Además de ganar partidos ha cambiado la cara al equipo y también a la afición que vivía con la frente torcía porque se veía otra vez con un pie en la pelea por el descenso.

Murcia es valiente. Juega con cinco hombres de ataque y dice que quiere ganar. Cuando le dicen lo del Pupas se cabrea y tira de recuerdos para demostrar que el Atleti ha sido siempre un equipo de arriba, y ahí está el palmarés para el que lo dude, porque por mucho Depor o por mucho Valencia, la realidad es que entre los dos juntos no suman ni nuestras Ligas ni nuestras Copas. Murcia nos gusta porque Murcia no es una estrella. Es un hombre normal como los que se sientan en la grada y que además habla del Atleti no como la compañía que le ha contratado si no como su casa, su equipo.

Cerezo y compañía han tenido la coña de encontrarse un diamante en el cajón. Esperemos que no la cagen. Dejarnos a Murcia, que este nos gusta.
site hit counter