20.1.06

Solo en el Atleti

No tiene ni pies ni cabeza.

Solamente pasa en el Atleti.

Cambio de entrenador. Una derrota. Un empate. Resultado, euforia.

Aún no hemos ganado desde el cambio. Sí, el equipo ha mejorado, tanto que ha marcado dos goles al Zaragoza. Dos goles en un partido tal y como estaban las cosas, es cierta mejoría.

Pero no es suficiente.

No nos engañemos. Puede que Murcia sea el genio oculto en la botella del filial, pero la razón por la que sigue ahí es por que sale más barato primero y porque probablemente ya haya un acuerdo con Aguirre para la temporada siguiente.

La pregunta es: ¿Y si Murcia se sale en lo que queda de temporada? ¿Y si nos mete en la UEFA? ¿Qué hacemos con Murcia? ¿Lo aparcamos? Gracias chato, pero no, ya tenemos a otro.

De momento yo no entiendo ni la alegría de Cerezo, ni la de Gil, ni la de Toni. Entiendo la esperanza de la afición porque al fin y al cabo seguimos ilusionándonos con nada.

18.1.06

Vamos a seguir

Toni acaba de decir en la COPE que confía en Pepe, osea en José Murcia. Osea, que va a seguir.

"En estos momentos tenemos que pensar en Pepe que es un gran entrenador y que saque rendimiento a la plantilla. Lo demás ya veremos si se tiene que pensar o no." Toni no es precisamente Castelar, pero lo que parece que ha quedado claro es que hoy por hoy Toni va a poner a Murcia a los pies de los caballos. Hay dos partidos con el Zaragoza a la vuelta de la esquina y ninguno de ellos intranscendente.

Dos marrones que se va a tener que comer el bueno de Murcia.

No sé ni entiendo a qué espera la directiva para cambiar esto, empezando por Toni y siguiendo por el banquillo. Por lo que parece a que se complique más la cosa.

17.1.06

Lo que mal se hace acaba peor

Parece que está bastante claro que la directiva va a quedarse con Murcia.

Las demostraciones de confianza que le han dispensado en los últimos dos días parecen indicar que cuentan con él para sacar al Atleti del pozo en el que está metido. Algo similar a lo que los vikingos están haciendo con Caro.

Nadie tiene nada contra Murcia. Eso que vaya por delante. Murcia puede ser un entrenador de lujo, probablemente lo sea. Está ante una oportunidad única para demostrarlo.

Pero:

Supuesto 1:
En el caso de que Murcia consiga darle la vuelta a esto, saque al Atleti de los puestos de la cola y lo meta en los de la cabeza... ¿lo van a mantener para la temporada que viene?
Parece que no. Por lo que se rumorea la temporada que viene en el banquillo va a estar el mejicano Aguirre.

Supuesto 2:
En el caso de que Murcia no consiga darle la vuelta a esto, y que pierda los dos próximos partidos, el Atleti se complique todavía más la vida... ¿van a traer a otro entrenador? ¿lo van a traer solamente hasta el final de la temporada porque en la próxima estará Aguirre? Parece que sí. ¿A quien van a encontrar que acepte entrenar solamente cuatro meses? ¿Manzano?

El caso es que sea lo primero o sea lo segundo, el Atleti renuncia a hacer las cosas bien. Por mucho que les guste Aguirre, la situación actual, la de esta jornada y la que viene es crítica. No se puede estar mirando a un futuro tan lejano como Septiembre cuando queda por superar cinco meses de campaña.

Ojalá Murcia tenga mucha suerte. Toda la suerte del mundo. Ojalá el balón entre, Torres, Petrov y Kezman empiecen a marcar goles, Maxi y Galleti vuelvan a ser lo que eran, Gabi resucite y Perea y Pablo vuelvan a cerrar la mejor defensa de la Liga. Mucha, mucha suerte es lo que necesita Murcia, pero ya sabemos que en el Atleti la suerte es algo con lo que no se puede contar.

La realidad es que el Atleti no tiene mucho tiempo para reaccionar. Si Murcia falla estaremos más metidos en barro todavía y será cada vez más difícil salir. Se está jugando con fuego y todo por no traer al entrenador que toda la afición pide. Incomprensible.

La afición dará a Murcia el beneficio de la duda. Pero en situaciones como la nuestra, esa duda se limita seriamente. Ha perdido el primero, le quedan dos, hasta que el Atleti vuelva al Calderón. Y Murcia no tiene la culpa de nada. Pero el fútbol es así de injusto.

Rumor
Parece ser que, además de la directiva, Toni no tiene interés en traer a Irureta. Por lo que se ha rumoreado en algunos medios la razón es las referencias que Molina, Valerón y Capdevilla han dado al director técnico del Atleti.
Por lo visto pesa más la opinión de Molina y Valerón que la de toda la afición.

16.1.06

Las pintadas, Irureta, los refuerzos y el infierno

Cada aficionado es su propio entrenador. Cada uno de nosotros puede tener una opinión distinta sobre como mejorar el juego del equipo. Toni tiene una, Cerezo otra, Gil Marín a lo mejor una similar a las anteriores y definitivamente José Murcia tiene la suya propia.

Desafortunadamente el problema no es si Galleti juega y Maxi va al centro o si Gabi o Zahínos son titulares o no.

No.

El problema es mucho mayor. El problema es que un tío como Perea que ha sido uno de los mejores centrales de Europa en los dos últimos años jugó el otro día el peor partido de su vida. El problema es que Torres no marca. El problema es que los buenos se están volviendo malos.

El problema es de desquiciamiento.

La única manera de acabar con el estado de falta de confianza de la plantilla, de su incapacidad para remontar un resultado, de su ausencia de fe en sus posibilidades pasa por que alguien, no algo, no tres victorias seguidas, no, pasa por que alguien se la devuelva.

Y ese alguien tiene que ser un entrenador.

Y muy bueno.

Buenísimo.

Por alguna razón los aficionados nos hemos puesto de acuerdo, por una vez, y eso es raro. Nunca estuvimos de acuerdo sobre Caminero, ni tampoco sobre Gil, ni lo estamos sobre Torres. En cambio sí lo estamos sobre Irureta.

Han aparecido pintadas. No va a ser lo único que aparezca. La próxima vez que el equipo juegue en el Calderón la grada va a pedir a gritos al entrenador. Cuanto más se niegue la directiva, más lo van a pedir y de la misma manera que se gritó el Bianchi vete ya, habrá un Gil vete ya, porque al fin y al cabo todos sabemos quien sigue mandando ahí.

Jesús Gil decía que el equipo era suyo y que hacía con él lo que le daba la gana. Jesús Gil creo que, eventualmente, después de darse contra todas las paredes, llegó a la conclusión de que el equipo lo manejaba él, pero que los que lo mantenían, y más ahora con las televisiones, eran los aficionados. Los atléticos.

En estos momentos, en esta situación en la que la plantilla no tiene confianza en sí mismos y la afición no la tiene ni en la plantilla ni en la directiva, le toca mover ficha a los dirigentes. Es solamente una la que tienen que mover. Traer a Irureta. Que es lo que la afición pide. No hacerlo va a separar todavía más a unos de otros. Traerle es lo único que puede otra vez unir a afición, directiva, plantilla y banquillo. Y eso es lo que hace falta.

15.1.06

Hasta los huevos

Hasta el momento la directiva puede argumentar que la culpa de lo que sucede no es suya.

Hicieron fichajes de calidad, trajeron a un técnico de prestigio y le dieron tiempo.

Vale. Hasta ahí se acepta.

Ahora.

El técnico de prestigio resultó ser bastante incompetente. El equipo se encuentra a un punto de la zona de descenso al final de la primera vuelta, los jugadores están descentrados y la afición está a punto de entrar en modo pánico porque vamos en caída libre.

En este momento es en el que la directiva tiene que reaccionar. De lo contrario, a partir de hoy la culpa de todo lo que suceda será única y exclusivamente suya.

El club está a punto de romperse. La afición no acepta una derrota más y tampoco que se sigan manteniendo las cosas como están. Hace falta un cambio en el banquillo (eso para empezar) y la mayoría pide a Irureta.

El partido de vuelta contra el Zaragoza se va a jugar fuera, pero ya hay pintadas en el Calderón. Habrá partido en casa, el primero de la segunda vuelta y ahí va a haber un serio enfrentamiento entre la grada y la directiva, la plantilla y el banquillo si el club no decide hacer caso a lo que la afición pide, que es un entrenador veterando, con experiencia y calidad como única manera se solucionar esta situación.

Si además se le trae un jugador de calidad para el centro del campo, mejor que mejor.

De lo contrario, el Atlético se enfrenta a una de sus peores épocas en lo deportivo y en lo institucional de su historia.

Así de mal están la cosas.


Pepe Murcia

Creo que no es justo poner a este hombre a los pies de los caballos. No se le puede pedir que intente arreglar algo para lo que no tiene experiencia. Quizá tenga capacidad para hacerlo, no lo sabemos, pero creo que hay demasiado en juego como para arriesgarlo todo con él.

!Irureta YA!
site hit counter