13.1.06

Para eso, que vuelva Bianchi

En la "directiva" ,que es el término que se usa para no tener que identificar al responsable de las ideas que siempre salen mal, se ha pensado que lo mejor es traer a Aguirre para el año que viene. El lumbreras que ha tenido esa idea considera por tanto que hay que pasar como se pueda esta segunda vuelta y pensar ya en el año que viene.

Como ningún entrenador de caché ni de garantía va a aceptar entrenar al equipo por seis meses, se va a traer a alguien de menos garantías, pero que acepte el puesto.

Con estos razonamientos, no es de extrañar que el Atleti esté como este. Si me vais a traer a Manzano para que arregle lo que ha estropeado Bianchi, déjalo como está. Cuando el Calderón grita Bianchi vete ya es porque en su bendita inocencia cree que le van a traer algo mejor, no más de lo mismo.

No a Irureta. A ver, ¿por qué no?

No hay una justificación lógica para que la "directiva" se niegue a traer a Irureta. El periódico madridista As ofrece la siguiente argumentación:

"Irureta es de lejos el nombre preferido por la afición, pero este partidismo de la masa social hacia él como un estandarte del club aparece como peligroso para los dirigentes que piensan que la afición siempre estaría de parte del técnico en una posible confrontación."

A mí personalmente me parece que esto es una chorrada, pero si realmente esa es la línea de pensamiento de la "directiva", entonces estamos mucho más jodidos de lo que pensamos.

El AS lo da por cerrado

Según el mismo periódico madridista, hay acuerdo con Aguirre para la próxima temporada. De esta manera, lo único que puede salvar al Atleti de las llamas es Murcia y si este no pudiera, vendría Manzano.

Esto no tiene pies, ni cabeza. Es como si en el medio de un incendio uno se pone a mirar en el periódico los anuncios para comprar otra casa antes de intentar salir y salvar el pellejo.

Oh cielos

Por lo que parece el de Irureta no es el único nombre en la lista. Por lo que parece, oh cielos, se ha considerado hasta la posibilidad de Manzano y (oh, no) Del Bosque.

Cerezo afirmó en el programa de Abellán que ha revisado toda la lista de entrenadores disponibles pero que por el momento es Pepe Murcia el que va a seguir. ¿Por cuanto tiempo?. La respuesta es X. Ya se verá. A día de hoy el Atleti no está buscando entrenador.

Ya.

La realidad es que en estos momentos en el Atlético no se quieren plantear ofrecer más de lo que queda de temporada a nadie y no todos los entrenadores, solo los más ansiosos por entrenar, van a aceptar estas condiciones. Tal y como está el patio, el director deportivo que es Toni no va a continuar y hay que plantearse el proyecto del año que viene, nuevo director técnico que querrá nuevo entrenador, nuevos jugadores...

Desde mi modesta opinión, ¿qué mas tiene que hacer un entrenador como Irureta para demostrar que puede entrenar al Atleti?. No creo que haya muchos más en España con su currículum y creo que está más que preparado para hacer frente a esto, darle la vuelta y confiar en él para el año que viene. Lo que sí está claro es que no podemos andarnos con chorradas a estas alturas de la temporada. Los tres puntos del Betis son de oro y nos vamos a Sevilla a hacer un experimento, sí, es verdad que no ha dado tiempo a buscar a nadie, pero era obvio después del partido contra Osasuna que esto no se podía arreglar.

En fin, que no nos pase nada.

12.1.06

Ni pena ni gloria

Bianchi salió ayer por la puerta de atrás del estadio. Había periodistas en la principal esperando.

Hoy sale también por la puerta de atrás de la historia del Atleti. Sin pena ni gloria. El hombre que llegó con el título de Virrey, con un currículum que daba miedo, que parecía que traía la esencia secreta del fútbol se va sin haber demostrado más de lo que demostraron Ferrando o Manzano.

El debate sobre si Bianchi es bueno o es malo, desde mi punto de vista sobra. Como decía mi abuelo el movimiento se demuestra andando. Para los de Boca Bianchi es como Evita o Maradona. Para los del Atleti es tan malo como Ferrando. Además, con el empantamiento que tenemos en estos momentos, lo de menos es preocuparse de Bianchi.

El sábado jugamos con el Betis. Es el último partido de la primera vuelta y los números son como para echarse a llorar. Si comparamos con la temporada anterior, el Atleti va a necesitar sumar más de 23 puntos en esta segunda vuelta para mantenerse en primera. Si queremos estar en UEFA, más o menos hay que sumar algo más de 40, es decir hay que hacer una segunda vuelta de campeón.

Confianza

Victor Muñoz, el entrenador del Zaragoza, algo sabrá de fútbol. Después de toda la vida jugando en Primera y con la selección entiende y ve cosas que los demás cristianos no vemos. Como se montó el pollo después del partido sus declaraciones pasaron desapercibidas, pero dijo algo que creo que es demoledor. "Se nota la falta de confianza en algunos jugadores".

No hay equipo en el mundo que pueda ganar un partido sin confianza. Creo que ese fue el tremendo error de Bianchi y el que le ha costado el cargo. Ha acabado con la confianza de los jugadores y en el proceso, con la suya propia y la de la afición y el consejo.

Sustituto

De momento tendremos a José Murcia en el banquillo el sábado. Aunque aún no se ha dicho nada sobre el sustituto todos tenemos en mente el mismo nombre. Del Bosque. (es coña)

Irureta es el entrenador que este verano la mayoría de los aficionados tenía en mente. Además de haber demostrado su capacidad en el Depor, la demostró anteriormente en aquellos equipos en los que realmente tiene mérito hacerlo, especialmente en el Rácing de Santander, al que metió en UEFA nada menos.

No creo que ni Toni ni Cerezo hagan más experimentos con gaseosa. Irureta tiene suficiente experiencia en Primera como para conocer la Liga tan bien como el mejor, ha sido jugador del Atleti y conoce la casa, el sentimiento y la institución, y es de los pocos hombres capacitados que se me vienen a la cabeza que pueden darle la vuelta a esto. Es el nombre que está en la cabeza de todos y que por una vez haya acuerdo es algo poco frecuente.

Esperaremos a ver que nos dicen.

De momento sigue, pero está al caer

Reunión hasta la una y media en el Calderón. Gil Marín, Cerezo, Toni Muñoz, Super López y el jefe de prensa salían del estadio, aproximadamente una hora después de que lo hiciera Bianchi por la puerta de atrás.

Según ha dicho el jefe de prensa a los periodistas que estaban todavía por allí, de momento sigue. Hay entrenamiento el jueves a las cinco en el Cerro del Espino y Bianchi tiene que estar allí.

No obstante, parece que Bianchi no va a seguir.

Otra cosa es como se va a solucionar el contrato multimillonario del argentino, quinientos millones limpios de las antiguas pesetas, tres millones de euros que al club le suponen seis.

No tiene pinta que el Virrey tenga la elegancia de renunciar a ese año que no va a entrenar.

11.1.06

Los 10.000 santos




Hay que querer mucho al Atleti para ir a verle los miércoles de Copa. Hace mucho frío en el Calderón. Las noches de invierno en Madrid no son húmedas, pero
la climatología hace una excepción con nosotros y las orejas se congelan y se nota que a pesar de pequeño, el Manzanares tiene agua y el fío de la grada es húmedo. Uno se pone los guantes después de aplaudir, porque los cafés que dan se quedan fríos enseguida y a menos que uno vaya con la manta, se le congela a uno el culo, los pies y la nariz.

Hay que ser un santo para ir al Calderón. La afición del Atleti es la mejor de España. De eso no hay duda. De toda la afición hay un grupo de 10,000 que son auténticos santos. Son fáciles de distinguir, van el miércoles al Calderón. Hoy estaban viendo al Zaragoza igual que vieron al Mensajero, al Las Palmas y a cualquier otro que apareciera por allí. Es el Atleti, no se le puede dejar solo.

Estos, los santos, también tienen su corazoncito, y su paciencia y Bianchi ha conseguido, es capaz y lo ha demostrado, de agotar la paciencia de un santo, de otro, de otro, así hasta diez mil.

Bianchi decía que la Copa era la oportunidad de darle la vuelta a la temporada. Sí. Pero a menos que sea por arte de magia, a esto no le puede dar la vuelta Bianchi. Si quiere convencernos de que es capaz de ir a la Romareda y ganar allí 0-2, lo lleva claro.

No hay cambio de chip que valga. El origen del problema está en el banquillo. O al menos la solución pasa por ahí. Cerezo y Gil Marín pueden hacer lo que quieran, pero la solución es esa.

Sí, está claro que hay que pagar a este individuo 3 millones de euros, pero está más claro aún que la única vía para Europa pasa por la Copa y se pierde mucho más dinero si no estamos el año que viene en la UEFA. Bianchi no nos va a llevar más que a Segunda.

Hasta el momento, la primera en reaccionar ha sido la grada. Ahora tiene que hacerlo el palco. Después el banquillo, con otro tío.

Al Atleti hay que quererle

Desde que en el mundo del fútbol se entró en la "modernidad" de la ley Bosman y la división del accionariado han pasado muchas cosas. Unas buenas, otras no tanto.

Entre las que no son tan buenas están la pérdida de la identidad de muchos equipos, la disolución de las rivalidades y la ultraprofesionalización-amarketización de los jugadores.

Hoy los jugadores vienen y van sin tener más apego al equipo que el que uno puede sentir por Carrefour como cliente. Salvo casos aislados, la mayoría pasan sin empaparse de los sentimientos que construyen el fútbol y ni se identifican con la sociedad ni esta con ellos. Ejemplos, como son pocos termino antes, de jugadores que han pasado por el Atleti y sí se han identificado con nosotros y nosotros con ellos han sido Pantic y Simeone. Por nombrar a dos extranjeros que sin saber nada de la familia atlética se metieron de lleno en ella. Pero estos son los casos aislados.

Hoy solamente los jugadores de la cantera, y en el Atleti hay buena cantera, son los que guardan ese respeto a la tradición, ese sentimiento y esa unión con el club, les trate bien, regular o mal (que es lo más frecuente en el Atleti).

Dicho esto, que afecta a la mayoría de los jugadores de la plantilla actual, el fenómeno se extiende al banquillo. Para Bianchi el Atleti es un empleador. A pesar de que le paga 3 millones de euros, ni Bianchi se ha identificado con el Atleti ni la afición con él. No va a haber "Bianchi te quiero" en la grada, no vamos a oir de su boca "esta es la mejor afición del mundo" ni va a haber romance ni siquiera rollo.

Cuando un entrenador se identifica con un club, con su afición, las cosas suelen ir mejor. Si además ese sentimiento se respira en el banquillo, los problemas se superan con mayor facilidad. Pero si en cambio ni desde el banquillo ni desde el vestuario hay esa percepción de que el Atleti es algo más que el patrón, el Calderón algo más que un césped con marcador electrónico y la afición mucho más que espectadores, estamos jodidos.

En este mundo de márketing y profesionales hay, deberíamos, buscar profesionales que aún mantengan ese respeto y sobre todo el entendimiento de lo que supone nuestro club. Creo que los hay. Irureta es sin duda uno de ellos. Bianchi no.

Las comparaciones son odiosas, pero también me lo están empezando a resultar las que Bianchi hace en todas las ruedas de prensa con Argentina. Yo personalmente estoy hasta el nabo de Argentina. Por eso, voy a hacer otra comparación odiosa. Radomir llegó al Calderón cuando la gente estaba agotada de tanta revolución y de tanto proyecto. Después de dos años nefastos y sin hacer ruido, sin pedir mucho (y lo poco que pidió se ofreció a pagarlo de su bolsillo) , el Atleti iba líder en una campaña tan jodida como aquella con el gran Barcelona, el Valencia de Mijatovic y el Madrid de los árbitros. En tan solo cuatro meses el Calderón cantaba el Radomir te quiero y aquel yugoslavo de treinta años que sacaba los corners era adorado cada vez que se acercaba al banderín.

Mucho Virrey y mucho sarcasmo, pero al Atleti hay que quererle y Bianchi no lo quiere.

10.1.06

Tres más

Tres partidos más. Ese es el plazo que la prensa deportiva dice que tiene Bianchi para solucionar esto.

Según informan el diario madridista As y el Mundo Atlético, Bianchi tendrá tres oportunidades más, dos en Copa contra el Zaragoza y una en Liga contra el Betis. Si no hay resultados (es decir, si no se pasa la eliminatoria y se gana a los sevillanos) Bianchi será cesado.

El diario ultra madridista Marca por su parte no informa de nada, porque sencillamente siempre han pasado del Atleti.

No se podrá quejar

Bianchi puede continuar o no. De lo que no hay duda es que no ha habido un entrenador en la historia de la familia Gil que haya gozado de más apoyo, paciencia y medios que él. Gil Marín lleva varios días asistiendo a las sesiones, la paciencia de la directiva está siendo enorme y la fe que se ha depositado en el técnico es soprendente, alucinante y nunca vista.

Creo que al final en el Atleti se ha aprendido la lección con los entrenadores. Desgraciadamente este tratamiento tan profesional y maduro lo han recibido los Manzano, Ferrando y Bianchi, pero al menos, dentro de todo este carajal, esa es la buena noticia. La directiva ha cambiado sus tendencias y eso es bueno para el club, a largo plazo.

Si Bianchi hubiera sido entrenador de Jesús Gil, no habría pasado de la décima jornada. En aquellos años de cuatro o cinco entrenadores por temporada, la presión era absurda, ilógica, pero esos tiempos han pasado. Bianchi ha tenido más medios que ningún otro entrenador de la historia reciente del Atleti y ha recibido más paciencia y comprensión que nadie. Tanta que no parece el Atlético de Madrid.


Pa mí que no


Personalmente no creo que Bianchi pueda con esto. No porque no tenga capacidad, si no porque el equipo está desquiciado. Eso se ve en el campo. Perea está de los nervios y hay partidos en los que parece hasta malo.

Soy un plasta, pero creo que en el fútbol lo primero que hay que tener es ganas, moral, confianza y todo eso está en la cabeza. La cabeza puede más que las piernas. Un equipo motivado puede ser campeón, aunque no sea tan bueno como el rival, pero ningún equipo desmotivado puede ser campeón, por muy bueno que sea. (ej, los galácticos)

Es raro, pero Bianchi no ha motivado a nadie. Más bien al contrario. Las cosas no salen y su discurso no convence ni a los jugadores, ni a la prensa ni tampoco a la afición. Hemos aprendido más de como son las cosas en Argentina de como piensa él arreglar esto.

Ojalá me equivoque y el Atleti gane los tres partidos y nos metamos en la UEFA y todo eso, pero me da que no.

Cinco millones

La directiva ha respaldado a Bianchi. El argumento es bastante simple; "Si Bianchi era bueno hace cinco años, sigue siendo bueno ahora".

A mí me da que el argumento es en realidad otro. Nos cuesta cinco millones largarle y no nos vamos a gastar esa pasta en cesar a este tío.

Bianchi ha dicho por otra parte, que ve en la Copa la oportunidad para arreglar la temporada. Lo cual hace suponer que ha renunciado a arreglar las cosas en la Liga.

Mientras tanto, parece que los resultados de los análisis de la comida indican que esta no era la culpable de la intoxicación, tal y como han dicho en la COPE esta noche.

Está el panorama que da gloria verlo.

9.1.06

El Calderón ha hablado




Bianchi, en el partido contra el Valencia


Bianchi es un buen entrenador. De eso no cabe duda. Tiene un historial lo suficientemente amplio como para que no se deba plantear ni siquiera la cuestión de su capacidad.

En Argentina lo ha ganado todo y en el fútbol suramericano es respetado y adorado por los argentinos que lo consideran poco más que un genio. Su currículum no tiene mácula alguna, salvo su paso por la Roma, y su paso por el Atleti.

Dicho esto, Bianchi no sirve para el Atlético. Tampoco sirvieron otros, también ilustres entrenadores suramericanos que pasaron en su día por el Calderón. Ni Menotti, ni Maturana, ni Basile consiguieron traer al Atlético lo que habían logrado en otros clubes. Ni Menotti, ni Maturana ni Basile ni Bianchi son por eso menos entrenadores que cuando llegaron, sencillamente en la Liga española y especialmente en el Atleti, hace falta algo más.

No creo que haya que culpar a Toni ni a Cerezo, ni siquiera a Bianchi. Con un currículum como el del argentino, nadie podía pensar que iba a suceder lo que ha sucedido. Al principio de la temporada el acuerdo era general entre la prensa. El Atleti estará muy arriba. Incluso podría pelearle el título al Barcelona.

Nadie había considerado la posibilidad de que Bianchi fallase. Nadie.

Bianchi es buen entrenador. Fue una buena idea traerle.

Dicho esto, después de la primera vuelta el Atleti solo tiene 20 puntos de 57 posibles, está a cuatro puntos del descenso, ha marcado solamente 18 goles y lo que es peor aún y mucho más preocupante, está desmoralizado, roto y no juega absolutamente a nada.

Hay que respetar el trabajo del entrenador. Bianchi ha sido serio, honrado y profesional. Desgraciadamente su método, su filosofía, sus teorías no han dado resultado, y en fútbol, los números mandan.

Continuar con Bianchi, tal y como el presidente ha sugerido, es desde mi punto de vista, un suicidio. El equipo no va a mejor. Más bien al contrario. Esperar un milagro es, a cuatro puntos del descenso, un suicidio. La posibilidad de jugar en Europa el año próximo se desvanece y el objetivo, de seguir así, se convertirá en mantener la categoría. Esto, desgraciadamente para Bianchi, es inadmisible.

El Calderón ha hablado hoy. Como siempre el último. Como siempre ha aguantado y ha tenido más paciencia de la que debía. Pero ya es demasiado.

La afición pide poco, por lo general. Pero en el día de ayer fue bastante clara y rotunda. No quiere a Bianchi. El presidente estaba allí y lo escuchó igual que todo el mundo. Irureta está en la mente de todos. Creo que todos sabemos que cesar a Bianchi y traer a Irureta sería lo adecuado, lo necesario, lo urgente.

Muchas veces se ha criticado a la familia Gil por su manera de devorar entrenadores. En muchos casos, las críticas estaban fundadas. En el caso de Bianchi creo que no habrá quejas. Es una de esas pocas y raras ocasiones en las que todo el mundo está de acuerdo. Así de mal está la cosa.

Y, modestamente, creo que Cerezo va a cesar a Bianchi. Los números mandan.
site hit counter