6.11.05

Medio lleno, medio vacío

Luis Aragonés solía decir que hasta que no se llegara a la décima jornada era una pérdida de tiempo hablar de lo que podía pasar en la Liga.

Hemos llegado ya a la undécima y aunque parece que la Liga se ha vuelto loca, hay varias cosas que se pueden preveer ya; ni Getafe ni Osasuna estarán en la Champions y en el medio de la tabla habrá muchos cambios. Hay equipos que van a subir y otros van a bajar de las nubes. Es cuestión de partidos, lesiones, sanciones y sobre todo, banquillo.

Nuestro puñetero Atleti...

Ahí estamos. Después de las excusas, de los malos arbitrajes, de los terribles arbitrajes y de todo lo demás, la realidad es que no estamos ni entre los diez primeros.

Jugamos al ataque, en teoría, pero solamente llevamos 11 goles, los mismos que ha marcado el último. Eso sí, somos cojonudos manejando las diferencias, porque nos han metido 10 goles.

Todo el mundo debe coincidir en algo, la defensa del Atlético es espectacular. Perea y Pablo más dos laterales que están haciendo auténticos partidazos no pueden ser culpables de nada. Leo Franco está también magnífico y hasta ahí todo está en orden.

La delantera no está ni muy allá ni tampoco muy pacá. Está claro que fallan, pero también es evidente que Kezman tiene que estar dentro del área, porque es donde crea goles. Torres está en su línea, ni mejor ni peor que nunca, solamente pendiente de que le pongan un balón en condiciones,porque como Luis dijo alguna vez, el día que aprenda a jugar de espaldas será el mejor del mundo, pero todavía no lo es.

En el centro del campo, parece, a mí, desde mi modesta y desinformada opinión de espectador, que es donde está la madre del cordero.

Bianchi ha intentado con Luccin y Gabi, con Zahínos y Gabi, con Luccin y Zahínos y a pesar de darle minutillos, está claro que Ibagaza hará las maletas este mes de diciembre. Su magia se quedó en algún sitio entre Mallorca y Madrid.

Las posibilidades de un centro del campo en el que tanto Maxi como Petrov son jugadores de ataque son las que, a lo mejor, creo yo, descompensan al equipo. Ni Maxi juega en la posición que es la suya, ni Petrov puede correr cincuenta metros más de los que necesita para poder dar un pase. Creo que es triste, pero Maxi afecta demasiado al dibujo del equipo.

Si Petrov no juega, el Atleti puede poner a Maxi de media punta, y mantener a Zahínos o Luccin y Gabi. Sería un centro del campo que dejaría a Maxi la labor de ataque. Pero claro, dejar a Petrov en el banquillo no es realista.

El entrenador sabe mejor que nadie como están sus jugadores, pero no deja de llamarme la atención la situación de Galleti. Quizá un Atleti con Galleti y Petrov y Gabi y Zahínos funcionaría algo mejor. No sé, la situación es complicada porque Bianchi no modifica sus esquemas con frecuencia.

El problema es que ni Maxi es Simeone, ni Gabi es Pantic y aunque Zahínos tampoco es Vizcaíno, creo que ha sido el mayor acierto de Bianchi.

Osea, que al final, tendrá que venir Mascherano, porque es lo que Bianchi pide y por lo que parece la única solución a este cipote, aunque personalmente creo que cambiar a Gabi no va a ser la mágica solución. Ya veremos.

Los componentes están, lo único que falta es dar con la medida perfecta para que esto carbure.

El vaso medio lleno es que llevamos sin perder cuatro jornadas. Algo es algo.
site hit counter