28.10.05

La tercera seguida


ya lleva dos

El Atleti ha vuelto a ganar. No habrá sido un partido bonito, ni tampoco quedará eternamente en la memoria de los que lo vieron, pero son tres puntitos más, seis en dos jornadas.

A Bianchi, que ha caído en desgracia entre los periodistas madridistas, le siguen dando. Le recriminan, le critican y le vuelven a criticar. Me da la sensación de que gane lo que gane, no le van a perdonar cualquiera sabe que afrenta les haya podido hacer.

Con independencia de lo que dice la prensa deportiva, que cada vez se parece más a la prensa del corazón y menos a la prensa de verdad, lo mejor del partido es ver que el Atleti no depende únicamente de los goles de Torres y Kezman. Petrov marcará, eventualmente, y probablemente aporte una decena de golitos. Maxi probablemente alguno más. Para estar en Champions no se puede depender únicamente de Torres, y esa es la buena noticia.

A mí, personalmente, cada vez me la suda más la opinión de la prensa, especialmente cuando se ponen a hablar de tácticas y de la calidad de los entrenadores en activo. Pienso que Bianchi trabajaría mucho más tranquilo sin la presión añadida de tanto memo con micrófono y con procesador de texto, pero me imagino que va con el puesto aguantar a tanto experto de redacción y cafetería.

Creo, estoy convencido, de que este año se ha acertado con el entrenador y que a diferencia de lo que muchos puedan creer, darle un giro al equipo, a un equipo con la historia reciente del Atleti, es mucho más complicado de lo que parece, se dice y se comenta, especialmente en una Liga tan complicada, competitiva y larga como la española.

Venir de dos años desastrosos, precedidos por uno triste y de dos infernales es una carga que hay que sacudir antes de poder meter al equipo en Champions. Y ese es el trabajo que está haciendo Bianchi, y sinceramente, no lo está haciendo mal, al menos desde mi punto de vista.
Obviamente a mí no me pagan por poner el grito en el cielo y rasgarme histéricamente las vestiduras ni tampoco por crear problemas donde no los hay, y quizá por eso, mi opinión es más libre que la que escucho en la radio o leo en los periódicos.

Bianchi, vamos bien.

site hit counter