19.9.05

Vaya, vaya, vaya



Torres celebra el primero


Ahora resulta que somos un serio aspirante. La semana pasada no teníamos gol, Bianchi no sabía lo que tenía entre manos y la angustia empezaba a apoderarse de "nosotros".

Después del partidazo de ayer, el Atlético, Bianchi y Torres que han sido los más criticados vuelven otra vez a estar en el pedestal de la prensa deportiva. A ese pedestal tendrían que ponerle un ascensor, porque se pasan el día subiendo y bajando gente.

Sigo pensando lo mismo, ni éramos tan malos en La Coruña, ni somos tan buenos hoy. Llevamos tres partidos de Liga y hasta el décimo no se verá ni como estamos nosotros, ni como está la Liga, que por el momento está loca, como casi todos los años al principio.

Torres, Kezman y Petrov

A todos nos ha gustado Petrov, Torres ha vuelto a demostrar (y no porque hiciera falta) que es el mejor jugador del equipo y Kezman que no es Torres, si no más bien un hábil colaborador, peleón, sacrificado pero para moverse dentro del área. Lo suyo no son las paredes ni el regate, pero sabe colocarse dentro del área, rematar y jugar sin balón.

De todas maneras, como siempre, la prensa se olvida de los que juegan detrás.

Leo Franco está inmenso. Lleva tres partidos magníficos y ayer solamente cometió un error en el partido, que en el cómputo, y después de lo que paró en Riazor, es de sobresaliente.

Antonio López está sensacional. Sí, se equivocó ayer en el primer gol del Barcelona, pero nadie aprecia todo el trabajo que está haciendo ni menciona todo lo que está evitando, que es mucho.

Pablo y Perea siguen siendo, y creo que nadie lo va a discutir, la pareja más compenetrada y eficaz de primera división, y por eso la más envidiada.

En el centro Luccin está jugando para ir al Mundial. A veces demasiado revolucionado, pero le está haciendo un enorme trabajo que nadie reconoce a Gabi que poco a poco se va soltando más y más. Me imagino que a Gabi, cuando pase un poco la fiebre, empezarán a criticarle, porque esto del fútbol es así, pero de momento está justificando su titularidad y que la cantera tiene material.

El resumen es, que hay equipo, que dentro del equipo hay puñales y que ni somos tan malos, ni somos tan buenos. Bianchi habla y no se cansa de repetir que somos humildes, y creo que acierta en la fórmula. Espero que cuando los puntos empiecen a llegar mantenga el discurso de la humildad y no les llenen la cabeza de pájaros.

Y la afición

Sigue siendo la mejor. La del Cádiz es muy graciosa, la del Betis muy simpática, pero ayer el Calderón una vez más, fue el mejor.
site hit counter